La supresión del dióxido de titanio en los productos alimenticios 1024 512 admin-pyc
titanium dioxide removal

La supresión del dióxido de titanio en los productos alimenticios

Dióxido de titanio: definición

Se utiliza el dióxido de titanio en los productos alimenticios, por su acción colorante (dulces, repostería, etc.), y también en cosmética y farmacéutica debido a otras propiedades. Era entonces posible encontrarlo en varios productos alimenticios, como platos preparados, o golosinas.

Dióxido de titanio: supresión en Francia y recomendación de Europa

En Francia, en el año 2019, varias asociaciones le solicitaron a la ANSES (Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria de la Alimentación, del Medioambiente y del Trabajo) que emita un dictamen científico relativo a los riesgos para la salud debidos al dióxido de titanio. A pesar de los 25 estudios realizados y publicados desde 2017, la agencia no pudo sacar conclusiones con relación a los efectos cancerígenos o tóxicos del dióxido de titanio.

Después de esta polémica, y en el marco del principio de cautela en materia de salud pública, se decidió en un decreto francés, el 17 de abril de 2019, la suspensión de la comercialización de alimentos que contenían este aditivo. El dióxido de titanio no estará más autorizado en los productos alimenticios en Francia. Esta medida entrará en vigor el 1ero de enero de 2020.

En Europa, la EFSA (Agencia Europea de Seguridad) considera que el conjunto de los estudios realizados no permite concluir, por ahora, que el uso de dióxido de titanio conlleve un riesgo sanitario. La Comisión Europea reafirma la ausencia de peligro y continúa autorizando el uso de este aditivo. Según la Comisión, no existe, efectivamente, ninguna razón que justifique medidas de prevención con relación a la autorización del dióxido de titanio en los productos alimenticios.

Francia es entonces el primer país que suspende la comercialización de productos con este aditivo.

Supresión del dióxido de titanio: ¿qué impacto para las empresas?

Las empresas disponían de un plazo de 9 meses a partir de la publicación del decreto francés, para reformular su producto.

Con el fin de obedecer a la normativa francesa, Laboratoire PYC reformuló los productos afectados, con el fin de eliminar el dióxido de titanio que a veces se encontraba presente.
Es con esta intención que el equipo de investigación y de desarrollo ha trabajado.

En Laboratoire PYC, se encontraron soluciones de remplazo del dióxido de titanio, tales como la incorporación de crema para blanquear, sin la ayuda de aditivos.

Supresión de aditivos y demanda de naturalidad

Desde hace ya varios años, la EFSA ha empezado a reevaluar los aditivos previamente autorizados a nivel europeo. En efecto, todos los nuevos datos científicos relativos al consumo de aditivos están siendo examinados y sus condiciones de empleo pueden ser reconsideradas, con el fin de garantizar la protección del consumidor. En este sentido, otros aditivos han sido objeto de la reevaluación. Por ejemplo, el colorante alimentario “Rojo 2G” (E128) fue prohibido en 2007.

Por consiguiente, la normativa europea y la normativa francesa se encuentran constantemente en evolución. Los industriales demuestran su adaptabilidad y su reactividad, para acompañar estos cambios.

Por otro lado, los consumidores están cada vez más atentos a la composición de los alimentos.

Laboratoire PYC trabaja entonces en esta perspectiva, y desarrolla actualmente productos con el sello “clean label”.

  • Lo mejor de las recetas a base de açaí 1024 512 admin-pyc stand up pouch superfruit superfood
  • NUTRICOSMÉTICOS: ¿cómo utilizarlos? 1024 512 admin-pyc nutricosmétique-laboratoire-formulation-developpement